viernes, 19 de septiembre de 2014

Caricias en blanco y negro.

Cógeme con la naturalidad
 con la que coges aire al respirar
 y la intensidad que pones
 en la última embestida.

 Seamos la sexta sinfonía de Beethoven,
 la segunda tragedia de Shakespeare,
 el perfecto desnudo de David,
 el misterio de la Mona Lisa.

Y tócame,
Tócame con la maestría del pincel de Miguel Ángel
contra las paredes de la capilla Sixtina,
como las manos de Vivaldi acariciando las teclas de un piano.
Suave y atrevido  como la pluma de Bécquer.
Tócame y conviérteme en solista en esta ópera privada de pasiones
Tócame y haz mi espalda arquearse como los arcos del puente de brooklyn.
 Hazme arte. Hazme tuya.

.

3 comentarios:

  1. Me ha encantado , está superbien enserio sigue así!:D Me gustan mucho este tipo de entradas así tan...preciosas . Yo también escribo en mi blog :) Un saludo Atentamente Antonio José. http://momentosquepasaron.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas conexiones, que te hagan otra cosa, que arte ya tienes tú solita. Un abrazo.

    http://elchicodelmetro.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Al arte lo que es del arte :-)

    Abrazos.

    ResponderEliminar